‘Los Invencibles’

Arsène Wenger deja el Arsenal después de 22 años dirigiendo el timón de la nave “Gunner”. El técnico francés se va con seis títulos bajo el brazo, pero más allá de números deja como legado un estilo de fútbol, una idea y club que se ha instalado dentro de los más importantes, no sólo del país, sino del continente europeo. “Su” Arsenal ha enamorado a base de fútbol de toque, donde sus jugadores bailaban al son del pase y el movimiento. A continuación voy a recordar un equipo del que me enamoré hace ya quince años. Lo hice yo y probablemente tú, quien me estarás leyendo y a su vez te vendrán a la memoria momentos mágicos que aquellos jugadores nos regalaron para nuestro goce.

we
Alineación tipo del Arsenal 2003 / 2004. Foto: Elaboración propia en http://www.lapizarradelmister.es

CAMPEÓN INVICTO

Si ha habido una temporada espléndida del conjunto londinense, esa fue la de la conquista de su sexto título liguero. Era la primavera del 2004 cuando la derrota del Chelsea de Abramovich ante el Newcastle de Alan Shearer dictaminó sentencia y Henry y compañía eran matemáticamente el mejor equipo de Inglaterra. Las 38 jornadas dejaron un balance de 26 victorias y 12 empates, lo que provocó que acabase invicto y con un casillero de 90 puntos. Ello le valió para ganarse el sobrenombre con el que se titula este artículo y por el cual también son conocidos: “Los invencibles”.

Pero más allá de números, esta plantilla pasó a la historia por el fútbol tan delicioso que practicaba. En una perfecta armonía Pirès y Ljungberg rompían por banda; Vieira cortaba, distribuía y llegaba; Ashley Cole desdoblaba como una flecha por la zona izquierda; Dennis Bergkamp ponía la magia, la elegancia, la pausa, la visión y cualquier calificativo que os venga a la cabeza y tenga como característica el buen gusto; y por último Thierry Henry. De él me da vergüenza hasta hablar. Me pasaba ya un poco con el holandés, pero es que para el francés no encuentro calificativos que completen su definición. Rápido, habilidoso, con una conducción enamoradiza y golpeos sutiles que hacían imposibles las estiradas del portero rival. ‘Titi’ anotó 30 tantos, pero consiguió algo más importante: ‘quedar en el recuerdo como uno de los grandes delanteros de la historia de este deporte’.

Ese Arsenal de Arsène Wenger sometía a los rivales. Lo hacía con aquellos que querían quitarle protagonismo con el balón, pero también con los endebles que no quería el cuero. Como si fuera una metáfora donde  siempre se hace lo que dice el jefe, pues por aquel se jugaba a lo que decía aquel Arsenal. Si quería tener la posesión, lo hacía. Si prefería contragolpear con arrancadas de Henry, Ljungberg o Pirès, corría. Y así siempre, en cada partido. No recuerdo que importase mucho el rival, pues ninguno conseguía romper la norma.

Acabó con 11 puntos de ventaja sobre el Chelsea del italiano Claudio Ranieri y con 15 más que el Manchester United de Sir Alex Ferguson. Pero no os quedéis con esto porque los números se olvidan, pero los recuerdos no, y el que dejó esta plantilla podría calificarse como imborrable. El Arsenal 2003/2004 puede considerarse un EQUIPO INOLVIDABLE.

GALERÍA DE FOTOS EN EL EMIRATES STAADIUM EN HONOR A “LOS INVENCIBLES”

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s