La inteligencia hecha mediocentro

Preciso, efectivo e inteligente, sobre todo inteligente. Así es Sergio Busquets, el mediocentro que todo entrenador sueña tener en su equipo. Si un medio digital lanzara la típica encuesta para que el usuario creara su once de gala con los mejores jugadores del mundo, seguramente que Sergio Busquets no estaría entre los más votados. El aficionado escogería futbolistas de perfil ofensivo, jugadores que hacen virguerías con el esférico, peloteros que marcan goles increíbles y regalan asistencias continuamente, aquellos con mayor peso mediático, pero seguramente con menor peso en sus equipos del que tiene Busi en los suyos. 

Vicente del Bosque: “Yo si pudiera reencarnarme en algún futbolista me gustaría ser Sergio Busquets” 

La persona que está al otro lado de la pantalla no piensa en formar un bloque compensado, sino en una elección de nombres ilusionantes, donde la medular estará formada por mediapuntas y si es posible optará por un 3-4-3 para tener un mayor número de posibilidades arriba. Sin embargo las tornas cambiarían si el que tuviera que elegir su once fuera un entrenador de fútbol. Guardiola, Simeone, Allegri o cualquier técnico de la élite trataría de formar un esquema equilibrado, donde la figura de un centrocampista del corte de Sergio es esencial. 

Nunca vieron mis ojos un mediocentro defensivo igual. “Busi” no tiene un apodo conocido, más allá del diminutivo de su propio nombre, pero podrían llamarle perfectamente “El Hombre de los 1000 ojos”, en referencia a su fabuloso juego de espaldas. Es inexplicable cómo lo hace, pero cuando recibe del central y llega la presión del contrario, el “5” del FC Barcelona sale casi siempre al lado opuesto al que su adversario había intuido que lo haría. Mirada a la derecha, salida a la izquierda. Amago de apertura a banda que acaba en baile de cintura y control orientado al lugar menos esperado. Pisadita, juego de pies y engaño.

No hay otro igual y me atrevería a decir que nunca lo hubo. Los nervios no van con él y exhibiciones como la que dio en la segunda mitad del “Clásico” son casi imposibles de ver en otro jugador. El primer gol del partido es un claro ejemplo de lo que hablo. Recibe cerca de su frontal y lejos de ponerse nervioso, amagó constantemente bajo la ineficaz persecución de Toni Kroos hasta conseguir filtrar un pase de rompe líneas que le permitió a Rakitic conducir la pelota sin oposición.

Las opciones de España en el Mundial tendrán mucho que ver con el rendimiento de sus futbolistas clave, y Sergio Busquets es la pieza esencial en el medio del campo de Lopetegui. Indiscutible en la conquista del Mundial 2010 y la Eurocopa del 2012, la selección notó en demasía que ni en el Campeonato del Mundo 2014 ni en la Eurocopa del 2016 el de Sabadell no estuviera fino. Actualmente ambos, jugador y selección, vuelven a rozar su mejor versión. Para lograrlo, Julen le coloca a Koke cerca, decisión ésta que le beneficia mucho al azulgrana.

 

Captura
Busquets y Koke se han asentado como la pareja titular para Lopetegui. Foto: marca

 

 

 

 

 

 

 

 

El inicio de la temporada pasada no fue bueno. Los rivales entendieron que tratando de cerrarle esa vía al Barça, el equipo de la ciudad Condal tendría mayor dificultad de salida de balón. A Luis Enrique le costaba encontrar una solución, la cual Valverde ha conseguido y el espigado canterano blaugrana ha regresado a su nivel. Para ello, el “txingurri” le ha situado a Rakitic más cerca suya, en una posición muy parecida a la que ocupa Koke en “La Roja”, dándole apoyo a la hora de abarcar espacios y a su vez ofreciéndose buscando darle salida limpia al juego desde atrás. La presencia del croata a su lado no obliga al internacional español a bajar siempre a iniciar el juego, lo cual le permite recibir más adelantado para tener la ventaja de jugar en su lugar idóneo, ese donde es capaz de filtrar pases verticales que desarbolan las tácticas del oponente. Luego, una vez que el equipo ha avanzado treinta metros, Busi está situado en su posición perfecta, esa que en caso de pérdida le permite que su capacidad de robo de balón sea de lo más efectiva. Tanto Rakitic como Paulinho van a la primera línea de presión y el español, maestro lector de la táctica del juego, siempre está atento para aprovecharse del trabajo de sus compañeros y soprender al rival para “limpiarle” la pelota. Eso sí, siempre atento por si debe de realizar la cobertura a las subidas de los laterales.

Y aunque suene reiterativo, no lo olviden, cuando le llega el cuero, lo de siempre, hace fácil lo difícil y sencillo lo complicado, a pocos toques y transmitiendo una frialdad impropia de una posición con tanta presión como es la suya. Estamos sin duda ante un tipo único, impresionante y buenísimo. Quizá sea cosa mía, pero yo no he visto nunca un jugador igual.

Eminencias del mundo del fútbol se han rendido a Busi

Menotti: “Busquets es el mejor mediocentro en los últimos 50 años”.

Xavi: “La primera vez que Guardiola le subió a entrenar con el primer equipo vi que estábamos ante un jugador especial. Solamente le saben valorar los entendedores del fútbol porque mediáticamente no lo será nunca. A mí no me cabía duda de que sería el mejor mediocentro del mundo”.

Luis Enrique: “Es el jugador más inteligente al que he entrenado”.

“Cholo” Simeone: “Le dije a Guardiola, ¿sabes qué jugador me encanta de ustedes? Busquets. Lo hace todo bien. Un jugador de esos te soluciona todo. Le da vuelo al equipo”.

Guardiola: “A mis jugadores se lo digo, sin Busquets no podríamos jugar como jugamos”.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s