Riazor: playa y estadio de la ciudad de A Coruña

Acudir a Riazor es sinónimo de mar, es respirar aire puro del océano Atlántico, es ver la playa a su vera, es olor a fútbol del norte, fútbol rápido, de césped mojado y balón veloz.

Acudir a Riazor es estar rodeado de gente campechana, paisanos con los que intercambiar opiniones bajo la mirada del señor albariño y la señora mil nueve, como ellos llaman a la cada día más expandida 1906, la cerveza premium de Estrella Galicia.

Acudir a Riazor es un regalo al paladar en la previa del fútbol, cuando la degustación del pulpo, las navajas o los chopitos se convierten en un manjar común.

Acudir a Riazor es el privilegio de estar en el norte de España, un paraíso natural, un idilio gastronómico donde se junta el mejor género del mar a una extraordinaria variedad de carnes.

Acudir a Riazor es viajar a Galicia, Tierra de Meigas y magia, lugar de leyendas milenarias. Leyendas como la de Samaín, que habla sobre la noche que va del 31 de octubre al uno de noviembre, donde no se celebra Halloween, sino el retorno de los espíritus difuntos para caminar entre los vivos. 

Acudir a Riazor es disfrutar del océano Atlántico frente al estadio. Si la metereología lo permite se llenarán las calles, sino lo hace se llenarán los bares. Cañas, vinos, buen ambiente previo al espectáculo. Ganeremos, perderéis, importa pero no es lo más importante. Cambia el ánimo pero hay que darle la importancia merecida, nunca más. 

IMG_7817.JPG
Vistas de la ciudad de A Coruña desde lo alto del Parque de San Pedro. Foto realizada el pasado sábado 04 de noviembre.

 Un partido de fútbol, una carrera, un campeonato de uno de tus hijos, cualquier evento deportivo que tenga una fecha y hora siempre son perfectos aliados para planear una escapada.  Si nunca has ido a A Coruña toma nota y ponla en la lista de futuros destinos. Tan especial, tan propia, tan mágica… Así es este lugar, así es Galicia, así es su gente. En la ciudad de la “Torre de Hércules” uno no puede dejar de subir al “Parque de San Pedro” a disfrutar de unas vistas espectaculares.  Tampoco se puede desaprovechar tal oportunidad para tomar unas tapas por los bares de los aledaños a la Calle Real. Sería pecado dejar A Coruña sin visitar la Plaza de “María Pita”, llamada así, como me contó mi amigo Blete, en conmemoración a la heronía que consiguió parar la invasión inglesa, clavándole una lanza al alférez británico que dirigía el asalto a la ciudad por parte de las tropas de Isabel I de Inglaterra.

Acudir a Riazor es viajar, es aprender, es abrir la mente, es crecer. Viajar es crecer como persona, es aumentar conocimientos, es sumar una experiencia, conocer gente, probar nuevos sabores y disfrutar vivencias. Si puedes no lo dudes, búscate una excusa pero viaja, conoce, desplázate a ver a tu equipo, a tus hijos o a correr una carrera. Hay pocas cosas mejores en esta vida.

En muchas ocasiones cuando un grupo de amigos quiere organizar un viaje surgen problemas como la fecha o el destino. Es por ello que desplazarte para ver a tu equipo o a correr una carrera en concreto es el plan perfecto, pues ambas cosas están fijadas y no dan cabida a una posible discursión.

¡Qué bien le haría a muchos viajar! ¡Cuántos problemas de respeto a lo diferente nos ahorraríamos! Pocos consejos puedo dar en la vida pero permítanme uno:

“Viajar, viajar, viajar y volver a viajar”

@Vicvalo

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s