El Legado de Simeone

El legado de Simeone no es un campeonato de liga el 17 de mayo del 2014.
El legado de Simeone no es haber llegado a dos finales de Champions.
El legado de Simeone no es la conquista de la Europa League aquella maravillosa noche del 09 de mayo del 2012 en Bucarest.
El legado de Simeone no es la inolvidable remontada ante el Real Madrid en la final de la Copa del Rey un 17 de mayo del 2013 en el Santiago Bernabéu.
El legado de Simeone no es el trofeo de la Supercopa de España de nuevo ante los madridistas en agosto del 2015, en el debut de Griezmann como jugador atlético.
El legado de Simeone no es la Supercopa de Europa en la que su Atlético jugó uno de los mejores partidos de su historia, pasando como un auténtico rodillo sobre el todopoderoso campeón de Europa, el Chelsea del “rojiblanco” Niño Torres.
El legado de Simeone no son los tres títulos que le coronaban como el mejor entrenador de las Ligas 2013, 2014 y 2016.
El legado de Simeone no son los dos trofeos “Miguel Muñoz” en las temporadas 2014 y 2016.
El legado de Simeone no es su elección como “Mejor entrenador de clubs del mundo” en el 2016.
El legado de Simeone no es el baile al Chelsea en Stamford Bridge, durante la vuelta de la semifinal de la Champions League en 2014.
El legado de Simeone no es el 4-0 al Madrid en febrero del 2015. El legado de Simeone tampoco son las dos eliminaciones al Barça en los cuartos de final europeos.
El legado de Simeone es algo mucho más importante que todo eso
El legado de Don Diego Pablo El Cholo Simeone es haber creado un auténtico milagro. El técnico argentino no ha conseguido que sus discípulos caminen sobre las aguas, pero sí que logró que sus jugadores se multiplicasen en semejanza al milagro de los panes y los peces. Los soldados del “cholismo” corren, luchan y pelean cada batalla apareciendo en todos los frentes de un partido de fútbol, como si en vez de jugar once jugasen veintidós.
Simeone ha conseguido que sea verano y la mayor ilusión no la provoquen los fichajes, sino tener asegurada la continuidad de su entrenador. El Cholo encontró la fórmula para que el hincha colchonero se deshiciera de una vez del pesimismo, del “pupismo” y de todo pensamiento negativo. Diego Pablo Simeone consiguió lo más impensable aquel 23 de diciembre, del 2011 cuando estampó su firma como entrenador del equipo de su vida: logró que en un verano sancionado sin fichar, la afición del Atleti se ilusione por el mero hecho de que esté él al mando. Nadie, absolutamente nadie se pudo llegar a imaginar aquel día invernal estaba siendo más histórico de lo que parecía. Ni el más optimista de los aficionados rojiblancos pensaba que convirtiría en costumbre la continuidad de su técnico. La temporada 2017/2018 supondrá la octava liga consecutiva que terminaría dirigiendo a “su Atleti”. Por todo ello, el legado de Simeone no son títulos, ni momentos de ensueño, ni fichajes top. El legado de Don Diego Pablo El Cholo Simeone es haber despertado a un gigante que estaba en coma. Es haber devuelto los sueños a unos aficionados tan enamorados de unos colores como enterrados en una interminable pesadilla.
EL LEGADO DE SIMEONE ES UN AUTÉNTICO MILAGRO. LO MIREN COMO LO MIREN.

Pd: cuando hablo de Simeone lo hago en un modo plural, donde incluyo al Mono, al Profe y a todos los que son partícipes aunque no tan reconocidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s