Iago Aspas, una zurda enrabietada

Dicen que el destino se va creando según la voluntad y las decisiones  de las personas, cosa que yo siempre comparto a medias. Iago Aspas es un claro ejemplo de ello. El zurdo de Moaña acaba de debutar con la selección española de fútbol a sus 29 años. ¿Por qué ha tardado tanto un jugador de su calidad en llegar ahí? ¿Qué había sucedido para que esto no ocurriera antes? O mejor dicho, ¿que no había sucedido? Realmente, ¿ha sido tardía su explosión o lo que se ha producido tarde ha sido la llamada al equipo nacional?

iago-aspas

Delanteros que no han demostrado más que él fueron citados a lo largo de estos años por delante del jugador del Real Club Celta de Vigo. Véanse los casos de Juanmi (el actual jugador de la Real Sociedad debutó contra Holanda en Marzo del 2015),  Rodrigo (el valencianista jugó ante Luxemburgo 2014 sus hasta ahora único minutos como internacional absoluto), Munir (salió al campo en la segunda parte en un partido contra Macedonia), Michu (disputó minutos ante Bielorrusia), Deulofeu (el todavía jugador de la sub21 saboreó durante el último cuarto de hora del España – Bolivia la sensación de ser internacional absoluto). Cristian Tello ante Ecuador, Manu Del Moral contra Venezuela, Bojan contra Armenia o  Capel ante Dinamarca son otros ejemplos de jugadores que debutaron antes que Iago Aspas con la Roja. Todos ellos, bajo mi opinión y respeto con menos merecimientos que el gallego.

Normalmente al final los buenos acaban ganándose el premio y su aparición puede venirle muy bien al equipo nacional. Su carácter, tantas veces criticado al igual que el del hispano brasileño  Diego Costa, aportan al equipo la garra necesaria para dejar de lado esa sensación de apatía que ha llegado a mostrar en los últimos meses.

Esto pienso sobre un jugadorazo llamado Iago Aspas. Considero una pena que no triunfara en el equipo de la ciudad de los Beatles. Su físico, menudo y de estatura normal baja, no le permitió mostrar sus mejores cualidades en un fútbol de tanto contacto como es la Premier League. Regresó a España de la mano de Monchi, firmando por el Sevilla dirigido por Unai Emery donde tampoco alcanzó el nivel de Vigo. Yo estoy convencido que si hubiera estado en este Sevilla, de la mano de un entrenador con una mentalidad tan ofensiva como Jorge Sampaoli, la suerte de Aspas en la capital hispalense habría caído del otro lado. Recientemente  ha sido nombrado jugador del mes de octubre en la mejor Liga del mundo.

Ojalá y mantenga el nivel, porque a un futbolista que odias cuando le tienes de rival normalmente le amas cuando está en tu equipo y éste es un tipo al que podemos terminar queriendo mucho.

Víctor

2 comentarios

  1. A Iago como por desgracia le suele ocurrir a muchos otros jugadores de este país que van sobrados de méritos para jugar en la selección, tiene la buena o mala suerte de no ser un jugador afín a la prensa y de no haber jugado o salido de las canteras de Madrid o Barça. Calidad de sobra tiene, pero quizás tuvo mala suerte eligiendo un Liverpool muy venido a menos en uno de los mejores momentos de su carrera

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s